Skip to Content

Flotas de Vehículos

Flotas de Vehículos

Los clientes del Seguro Corporativo para Flotas de Vehículos de MAPFRE deben conocer los procedimientos correctos que hay que seguir para beneficiarse de todas las garantías y ventajas que ofrece esta póliza. Detallamos las recomendaciones de uso más importantes a continuación:

  • Cualquier declaración falsa o reticente en la solicitud de la póliza firmada por el asegurado anula el contrato. 
  • El seguro fenece automáticamente en caso de transferencia onerosa o gratuita, excepto cuando la Compañía acepte la transferencia. 
  • El asegurado debe comunicar de forma inmediata a la Compañía cualquier alteración en los riesgos asegurados. 
  • La Compañía puede optar por pagar el valor de los daños o pérdidas, o autorizar que se efectúen las reparaciones necesarias reservándose el derecho de designar el taller en el que se deben efectuar. 
  • Si en el momento del siniestro, el valor asegurado es inferior al valor real del coche, el asegurado debe asumir la diferencia. 
  • Si los daños o pérdidas comprometen el 75% o más del valor del vehículo, se optará por pérdida total y la Compañía debe abonar el valor real del coche sin exceder la suma asegurada. El pago de pérdida total da derecho a la Compañía a disponer en su beneficio del vehículo o sus restos. 
  • El asegurado debe impedir que se efectúen reparaciones o cambios de piezas del coche antes de que los daños hayan sido comprobados por la Compañía. 
  • El asegurado tiene que guardar el vehículo en un lugar seguro. 
  • El titular de la póliza perderá todo derecho a indemnización cuando el vehículo sea utilizado para otros fines diferentes a los declarados, si ha causado el siniestro voluntariamente, cuando el conductor se encuentre bajo la influencia del alcohol o drogas, si deja agravar los daños causados en el siniestro, si la persona que conduce el vehículo no posee las debidas credenciales de manejo, etc. 
  • El asegurado en ningún caso tendrá el derecho de hacer abandono a la Compañía del vehículo siniestrado. 
  • La Compañía puede cancelar la póliza en cualquier momento notificándolo al asegurado por escrito con una antelación no menor de 10 días. Del mismo modo, el asegurado también podrá poner fin al contrato comunicándolo por escrito a la Compañía. 
Back to top