Skip to Content

Seguro de Crédito

Seguro de Crédito

Cobertura Básica

Por esta póliza, el ASEGURADOR cubre al ASEGURADO hasta los límites pactados en las condiciones generales y particulares, sus correspondientes anexos; la cobertura de seguro de crédito se aplica a los créditos concedidos por el ASEGURADO no impugnados, relativos a las ventas de mercaderías o prestación de servicios que entran en el campo de aplicación de la Póliza, en la medida en que la entrega, la expedición de mercancías o, prestación de servicios haya sido realizada dentro de la vigencia de cobertura establecida y en los periodos de renovación de esta y que las correspondientes facturas hayan sido remitidas a los clientes -deudores - compradores dentro del plazo máximo de facturación, por lo tanto cubrirá el pago de una indemnización por las pérdidas netas definitivas que experimente el ASEGURADO a consecuencia de la presunción de incapacidad de pago de los clientes - deudores - compradores del ASEGURADO.

La cobertura entra en vigor:

  1. Para las ventas de mercancías
    • Efectuadas en el país del Asegurado: una vez que hayan sido entregadas.
    • Si las mercaderías se encontrasen en consignación, en depósito aduanero o en exposición en una feria, una vez que hayan sido entregadas;
  2. Para las prestaciones de servicios
    • Una vez que se hayan realizado prestaciones que establezcan derecho de cobro.

Esta póliza tienen los siguientes beneficios:

  • Acompañamiento en tiempos de crisis mundial y nacional.
  • Acompañamiento en sus operaciones comerciales de principio a fin. No importa el sector, la ubicación o el tamaño de su empresa.
  • Mantener la estabilidad financiera frente a la insolvencia de los clientes.
  • Incremento en ventas a crédito con el mínimo riesgo.
  • Fomentar la apertura de nuevos mercados, internos y a la exportación.
  • Permite competir con bajo riesgo.
  • Estudio de sus clientes actuales y potenciales.
  • Asesoría en recuperación de cartera.
  • Cuidado del activo más importante para la generación de liquidez y sostenibilidad de la compañía.
  • Mejoramiento de la calidad de sus clientes y por ende disminución del riesgo de pérdida.
Back to top